…malos días para mi hipocondrismo

lift.jpg       

        Tenemos una sesión de fotos en el hotel peor ubicado del mundo y, aunque con algún pequeño altercado, la cosa acaba solucionándose. Comemos en la zona alta y justo después del salpicón de marisco y de un plato de nosequé con nombre inglés, nos cuentan la historia de una mujer enfermita que murió la semana pasada, y nos hablan de su marido y de su hija, y de como fue todo y de cómo era ella…María y yo estamos a un paso del llanto, y de pronto: ¿Me traes la cuenta? Así, sin más, cambio de tema: conversaciones metafísicas a la hora del café. Historias apocalípticas y canales de energía; todo termina con la cuenta. Nos separamos y yo sigo pensando en la mujer, en su marido, en su hija…no lo puedo evitar. No quería oírlo, no quería saberlo; tenía razón Maruja Torres en aquella columna en la que decía que la falta de empatía de hoy en día no es otra cosa que un mecanismo de supervivencia. Llego a casa y apenas ceno: debe ser la empatía que se me ha hecho un nudo en el estómago…

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Estilismo, Life, Moda, Personal, Reflexiones

Una respuesta a “…malos días para mi hipocondrismo

  1. sunshineone

    Qué de acuerdo estoy con lo que dice Maruja Torres sobre la empatía, y en general, con casi todo lo que cuenta ahora que caigo,jaja.
    Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s