Archivo mensual: junio 2007

…8 confessions (sin dance floor)

        Me han colocado un Meme como quien no quiere la cosa, pero yo que soy la mar de aplicada, hago mis deberes; para que no se me queje la profe! Que conste que llevo todo el día pensando qué se supone que tengo que contar…

1 ) Soy rubia natural, y morena de bote.

2 ) Hace un año que he vuelto a comer carne. Antes de este retorno (celebrado por todos los que me rodean, y por mi madre más aún) llevaba seis años sin probarla. De un día para otro me dije: Ya no como más carne, nunca… El año pasado en una analítica me dijeron que mis niveles de hierro estaban a 9, y deberían estar entre 30 y 300, así que de un día para otro me dije de nuevo: Pues como carne otra vez… Así, sin más. 

3 ) Debo cantar fatal… aunque aún sigo resistiéndome a creerlo. De pequeña quise ser cantante (y astronauta, y médico, y mil cosas más) pero mi madre no me alentaba mucho cuando, al empezar a cantar me decía: – No, cariño, no…deja, anda, deja…

4 ) Wap es lo mejor que me ha pasado nunca… (¡y yo a él, ni te cuento!)

5 ) Soy capaz de llorar con los reencuentros de los aeropuertos, pero no con los míos, sino con los de gente que no conozco. Me monto mi película, me acuerdo de Love Actually y me pongo sensible…

6 ) Cuando voy en el coche canto, y me creo que nadie me ve. Luego veo a los demás haciendo lo mismo, moviéndo la boca como si hablaran solos y pienso: – ¿No se dan cuenta de que se ve ridículo desde fuera? Y no, no nos damos cuenta… ¡pero qué bien nos lo pasamos!

7 ) De pequeña (7 años) siempre quise tener otro nombre y soñaba con tener uno que sonara a princesita, como Estefanía (y no, aún no conocía a la de Mónaco), después crecí un poco más (9 años) y entonces me quería llamar Skipper ¿cómo quién? ¡como la hermana de la Barbie, obvio!

8 ) El otro día me sorprendí tarareando esta canción en el trabajo, me la descubrió Teksait. En cuanto la vi me reí mucho, ahora tengo que reconocer que me gusta, y que voto por ella como la canción del verano.

       

        Y yo le paso la tarea a todos mis blogs amigüitos, a ver si alguno se anima!!

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Life, Música, Películas, Personal, Reflexiones, Videos

…día 3: ¡¿que me voy cuando…?!

Último día de sesión y penúltimo en la isla. Empezamos tarde y acabamos pronto, así que nos vamos a estrenar la piscina; una de ésas que, una vez dentro, ves piscina y luego mar. Por prescripción facultativa dejo todos mis bártulos esparcidos por la casa: – Ya tendremos tiempo de recogerlos mañana. – me dicen. Así que nada, me planto en la piscina donde Kate se pelea con Emm por la colchoneta mientras sigue con su repertorio de todas las canciones que conoce en castellano, esto es: …borriquito como tú, tururu…vamos a la playa, ohohoh… y poco más. Siempre que quiere decir que algo está mojado, Kate dice que está mojito, así que yo le contesto que para mí caipirinha, y me prometen una para esta noche después de la cena.

011ibiza.jpg

015ibiza.jpg

016ibiza.jpg

        Mi comportamiento, enfermizamente obsesivo, con el tema de los aviones me lleva a comprobar por enésima vez la hora y el día del vuelo: Jueves 28 — 00:40h Perfecto, mañana. Y leo más abajo, algo que juro que no estaba ahí antes, porque nunca lo vi: Noche del miércoles al jueves. ¡M**rda!¡Me voy en cuatro horas! Aún tengo que hacer la maleta así que Pris me ayuda a meterlo todo sin orden ni concierto: con que cierre es suficiente. Pero no cabe todo y me toca llevar la cestita de mimbre colgada del hombro, con la pamela de paja fucsia dentro y un ramo de flores de plástico que nunca llegamos a usar. Hasta nos da tiempo a cenar tranquilos, aunque el postre acaba siendo un sorbete express. Llego al mostrador escoltada por todo el equipo y oigo que le dicen a la pareja de delante mío: – No, vuestro vuelo no es hoy…era ayer… Me siento menos tonta que hace cuatro horas, porque veo que no me pasa a mí sola, y que, por lo menos, yo me he dado cuenta a tiempo. Al final, la chica del mostrador me cuenta que por lo visto la confusión es universal, y que el día antes faltaron 60 personas en ese mismo vuelo. Me despido de Emm, Kate y Mica ya en la puerta de embarque, porque Eric se fue a aparcar el coche y nunca llegó a tiempo, nos gritamos adiós en todos los idiomas que conocemos, incluido el flamenco.

El vuelo se retrasa y me paseo de una puerta de embarque a otra cargando la cestita con la pamela y las flores, vale que parezco la Preysler en su casa de campo Ferrero Rocher, o en su defecto, Ana de las Tejas Verdes, que las pecas ya las llevo puestas, pero la gente que mira como si me fuera a inmolar con las flores, y, no sé que tienen de malo, si son la mar de tendencia desde que las sacó McQueen para este verano… Salimos tarde y me duermo en el vuelo. El avión va casi vacío, en el aeropuerto apenas hay nadie y son las 2 de la mañana. Qué frío, ¿no?

14 comentarios

Archivado bajo Estilismo, Life, Moda, Personal, Reflexiones, Viajes

…día 2: noches de Babel

         Cuando suena el despertador me despierto sobresaltada porque no recuerdo donde estoy y sobretodo porque no entiendo porque estoy durmiendo en una cama con dosel (como aquél que Jani nunca llegó a poner) ¿Donde está Wap en estos momentos en que tenemos un dosel para compartir? Llueve y hace frío, pero en nada desaparecen las lluvias, sale el sol y vuelve a hacer un calor de morirse.

05ibiza.jpg 

09ibiza.jpg

012ibiza.jpg

        Acabamos las fotos de baño a tiempo y cenamos, en otro sitio perdido entre los pinos, que sería incapaz de ubicar en un mapa de la isla pero donde tienen el mejor couscous del mundo, por eso, esta noche, en lugar de 40 personas, hay 400. Hablo inglés todo el día y mi única conexión con el castellano es Pris, la modelo brasileña. Sigo intentándolo con el italiano porque no desisto fácilmente, e inconscientemente trato de entender todo el francés que oigo para evitar engorrosas traducciones a los demás. Para la hora de la cena el agotamiento es extremo y ya no sé ni lo que hablo. – ¿Quieres un poco?-me preguntan. Pienso: Oui, un peuxSí, un po’Yes, a littleSí, un poco… Digo: Eh…mmm..eh… Y ante el bloqueo, asiento con la cabeza, que esto es universal.

04ibiza.jpg

Deja un comentario

Archivado bajo Estilismo, Life, Moda, Personal, Reflexiones, Viajes

…día 1: Ibiza Pitiusa

        03:00 Suenan simultáneamente todos los despertadores y alarmas de móviles de la casa: es un hábito compulsivo-obsesivo que he adquirido ya para todos mis viajes , sobretodo para aquellos que cuentan con vuelos a horas intempestivas, porque es la mar de fácil quedarse dormido a las 3 de la madrugada. Además, desde que perdimos aquel vuelo de vuelta de Erasmus y tuvimos que pasar la noche en Stansted Airport ya nada ha sido igual y cada vez que tengo que volar, la voz de mi madre resuena en mi cabeza: – Si puedes, no pierdas este también… Y seguirá resonando por los siglos de los siglos; así que no puedo permitirme perder otro vuelo.

        De camino al aeropuerto Wap me informa de que prácticamente pretende que salte del coche casi en marcha porque tiene que volver a casa corriendo, dormir lo estrictamente necesario y seguir con el proyecto. Es bastante comprensible, así que protesto lo justo y me quedo solita en el aeropuerto a las 04:10. Después de facturar necesito un café más que el aire que respiro y, de camino a lo único que hay abierto a estas horas me encuentro unas máquinas de vending con ramos de flores dentro: vivir para ver.

01ibiza.jpg 02ibiza.jpg

        Es la primera vez que vuelo sola, y como todas las primeras veces, siempre resulta un tanto emocionante, aunque por la duración del vuelo no dista mucho de mis viajes en Renfe. En el control de pasaportes comparto cola con grupito de adolescentes, espitosos perdidos, ante su primer viaje solos. Igualmente, no les resultó tan fácil librarse del padre de uno de ellos, que se empeñó en acompañarles hasta donde la ley se lo permitiera, regalándoles infinitos y sabios consejos de ésos que uno sólo puede esperar de un padre: -Ahora, cuando os pidan la tarjeta de embarque y el DNi, le dais la tarjeta de embarque y el DNi… (Qué grande, papá!) Mientras tanto, otro, aún menos afortunado, no se libra de su madre, que lo abraza, lo besa y lo achucha en la cola hasta que, ya en el detector de metales, le dicen que no puede pasar: -¡Señora! ¿Usted también viaja?  – No, no, pero es que mi niño…  – Su niño nada, salga de la cola, ¡señora! Mecagüen…   Una vez solos los niños caen en los temas de conversación refritos de cualquier viaje adolescente, creyéndose, también refritamente, pioneros en sus hallazgos: – Que si quieres pasar chocolate en un avión lo metes dentro de un globo y lo guardas en el bote del champú…- dice el listillo. Aunque siempre hay otro aún más listo que suelta: – ¡Mejor en un preservativo que en un globo! (¿Mejor porqué? Pues porque así él puede chulear de controlar de drogas y sexo a la vez; y esto, a los diecisiete, no tiene precio).

        Bajo del avión y experimento una extraña sensación de euforia postraumática que sólo puede entender aquél que tiene miedo a volar (véase Humbert) y al aterrizar se siente superviviente, siempre mediante intervención divina, de lo que se presentaba como el día del juicio final. Mica era el encargado de localizarme en el aeropuerto, aunque al final, mediante la descripción de María consigo localizarlo yo a él, porque entre azafatas de Viajes Marsans es el único que lleva cresta. Me lleva hasta el fin del mundo mientras trato de despertar el poco italiano que habita, aletargado, en alguna parte de mi cabeza. Ibiza Pitiusa, pinosa 100%. Aquí es donde nos quedamos, me dicen, y resulta que es la casa de mis sueños, y de los de cualquiera…

08ibiza.jpg 

014ibiza.jpg

07ibiza.jpg

06ibiza.jpg

3 comentarios

Archivado bajo Estilismo, Life, Moda, Personal, Reflexiones, Viajes

…las Salinas o Cala Tarida?

        Vuelvo, después de ya no sé ni cuanto tiempo y por quinta vez, a Ibiza. Obviamente, preferiría ir de vacaciones que a trabajar, pero un viaje es siempre un viaje, e Ibiza, es siempre Ibiza; así que llevo desde que acabé de trabajar ayer, pensando qué meter en mi maleta. Y puesto que, debido a los infinitos cambios en la planificación del viaje lo más probable es que acabemos las fotos el miércoles y mi vuelo sale el jueves a la noche (muy noche) aún estoy tratando de decidir si pasaré el día en las Salinas o en Cala Tarida… Prometo fotos mil a la vuelta y una bitácora del viaje.

4 comentarios

Archivado bajo Estilismo, Life, Música, Moda, Personal, Reflexiones, Viajes, Videos

…la vida es móvil, móvil es unasemanadepubli

Una publicidad me ha mantenido alejada del mundo durante toda la semana, llena de sueño e hipersensibilidad al límite. Y llena de muchas más cosas claro: de modelos que quieren ser actrices, de abuelitas que se niegan a serlo y creen que eso se arregla con una minifalda, de sesiones de plancha en medio de un parque o del Paseo del Born (con las consiguientes fotos de los turistas), de una Bridget Jones empecinadísima en making it real, de un modelo que repite hasta la saciedad: – Yo no pienso ¿no ves que soy modelo? y se parte de la risa él solo, para no dejar lugar a las dudas…

4 comentarios

Archivado bajo Estilismo, Life, Música, Moda, Personal, Reflexiones

…it’s my party

…and I’ll cry if I want to

        Meto las moneditas en la máquina de los tickets, apurada y resoplando; se me acerca un chico y me pide suelto para un billete, pero me apuesto un brazo a que se lo gastará en cualquier otra cosa. Me da igual, no quiero oírlo así que abro el monedero y rebusco, no tengo nada más suelto que una moneda de dos euros: – No tengo.- le digo. -Lo que sea, tía.- me dice con la voz casi más temblorosa que la mano.- Aunque sean los dos euros. Ése aunque hace que los dos euros suenen a poco. Sigue delante mío, con la mano suplicante, así que le planto los dos euros en la mano porque no quiero seguir oyéndolo: – ¡Ya está!¿Vale?- le digo a la vez que rozo el llanto. El chico se aparta, no vaya a ser que se le contagie: – Tía, alégrate….- lo oigo decir detrás mío.- alégrate, tienes que estar contenta…joder, tía, lo siento, lo siento… Se va repitiéndome lo siento en la distancia. Lo siente pero no me devuelve los dos euros…

7 comentarios

Archivado bajo Cine, Life, Música, Personal, Reflexiones, Viajes, Videos