…be hule, my friend (el anisakis de Wap)

Debo reconocer que llevo los 25 con una inusitada alegría en mí y es que yo, melancólica devota, siempre me pongo triste en cumpleaños y navidades, sin un motivo real y aparente.

Tras un fallido partido de Argentina que nunca empezó a la hora que suponíamos que empezaba nos fuimos a cenar a un japo que, gracias a Dios, no tenía televisión. – ¿Tú madre ya te deja vestirte con sus cortinas?- me pregunta Humbert nada más verme, señalando mi vestido. – Es vintage, y además lo compré en Estocolmo.- me defiendo. Como siempre, se aparta el pelo de la cara mientras niega con la cabeza: – Es una cortina.- sentencia. Y la cosa no acaba ahí, durante el resto de la cena va redefiniendo sus calificativos hacia mi vestido hasta acabar por corregirse a sí mismo y dictaminar entonces que de cortina nada, que más bien es como un mantel de hule. Y de ahí nace una sarta de bromas y pitorreos para/con mi vestido que duran ya toda la noche.

Consigo que venga Ditis y, sí, es todo un logro. Además hasta conseguimos que venga Luca, aunque es imposible retenerlos más allá de la cena porque ella sigue esclavizada hasta el 22, por lo menos, con el dichoso proyecto final, así que a eso de la una los dejamos subiéndose en el bus de vuelta a Barcelona. Poco después tengo con Sil una conversación de ésas plagadas de dudas existenciales, donde ella me hace ver que hay de todo menos dudas: veo una vida nuevaa…

No duermo ni bien ni mal, sino raro y sueño con Violet, no sé porqué, pero sueño que discutimos algo y que ella se empeña en convencerme de lo que no es, como siempre. La echaré de menos, sé que la echaré de menos. Me despierto y Wap está sentado al borde de la cama, dice que se encuentra mal, que debe haber sido algo que ha comido. Va al baño, se acuesta, se levanta de nuevo y se vuelve a acostar, tiene frío y fiebre. – Me mató el sushi.- dice. Me acuerdo de Jani y de la vez que me contó que su padre comió pescado infectado de anisakis. No digo nada para no sembrar un pánico innecesario, que dramatizar lo hago como nadie. Me sigo acordando de Jani, que me contó que su padre se despertó a medianoche, sin poder respirar y tuvieron que ir corriendo a urgencias. No cuento nada, pero duermo lo que queda de noche con un ojo abierto.

6 comentarios

Archivado bajo Amigos, Estilismo, Life, Moda, Personal, Reflexiones, Relatos

6 Respuestas a “…be hule, my friend (el anisakis de Wap)

  1. BIC & ROSENDA

    primens!!

  2. BIC & ROSENDA

    uuuh!!! con el sushi…que chungo………buenooo para que no hubiera risas tendrias que haberte puesto el traje que yo escoji y mam ….dudaba de mi….despues de ser hermano tuyo 17 años…algo tendria que haber pillado yo….al fin y al cabo tenemos los mismos genes..

  3. BIC & ROSENDA

    mejorate wap…

  4. Elena

    A mi el sushi me da mal rollo…

    Muchas gracias por el comment! xD

  5. Hay que andar con cuidado siempre con el anisakis. El pescado últimamente congelarlo si lo comes crudo o muy fresco donde veas si hay anisakis o no (recuerdo a mi madre destripando sardinas y gusanos blancos corriendo por el fregadero). Y esto lo digo para no alarmar ^^

  6. Aaargh! No me cuentes lo de los gusanooos… :s (ya me alarmaste…!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s