…aunque parezca mentira

        Espero en el andén, deshaciéndome de calor y escuchando infinitas veces que una avería  ya arreglada (¿porqué esta especificación si tengo que esperar igual?) en Sants está entorpeciendo el tránsito de los trenes y que pueden llegar a tener, en casos puntuales, demoras de hasta quince minutos. Puntualmente todos resultan tener una demora de treinta minutos.

        Me siento, al fin en el tren, delante de Ivanka Trump con diez años menos, comparte música de su iPod con su madre, que ya nada tiene que ver con los Trump. Ivanka tiene los ojos caídos y la expresión triste; la boca muy pequeña y nunca despega los labios, ni siquiera cuando su madre le pregunta cosas y ella sólo asiente o niega con la cabeza. Lleva una camisita casi de primera comunión, pero un tatuaje escondido detrás de su oreja delata una rebeldía latente, discreta. Salimos del túnel e Ivanka apoya la cabeza en la ventana, con la mirada aún más triste mira hacia ningún sitio a través del cristal.

10 comentarios

Archivado bajo Life, Personal, Reflexiones, Relatos, Viajes

10 Respuestas a “…aunque parezca mentira

  1. Una reflexión muy Kafkiana, que me encanta, MiLi.
    Imaginación inquietante y una ácidez divertida que me llama la atención, enhorabuena….
    Tu vecino de WordPress, Kafuka, ahora a la orilla….
    Espero que sigas repasando las lecciones de niposofía…
    Un saludo, hasta otra

  2. Hola Kafuka! me alegro de que te guste, yo encantada de tenerte por aquí y de que encima comentes, thank u! Saludoos!🙂

  3. Vaya, tenemos aquí toda una literata de la realidad diaria!!! Yo soy de esas que se ruborizan con poco… vamos, vergonzosa… y se me nota que no veas, aunque no soy ciertamente tímida… pero sí algo pudorosa conmigo misma, ejjeje😉

    Los retrasos en los transportes públicos son inevitables… Aun recuerdo cuando viví en Valencia y cogía 2 metros para llegar a la escuela… Ahora voy al cole a pie… además, en Elche no tenemos metro, jejejejjejej😛

  4. Hola Noemí! La verdad es que la realidad diaria puede ser de lo más inspiradora, si tienes “el” día, porque si no…. Por cierto…yo también me pongo colorada…😉

  5. Lo que me gusta observar a la gente en el metro a mí también e imaginarme sus “apasionantes” vidas. Mucho más apasionantes en mi mente que en la realidad seguramente.
    ¿Pero y lo bien que me lo paso, qué?🙂
    Besitos!!

  6. Hola Sunshineone! Sin duda es mucho más entretenido que mirar por la ventana, cada día el mismo recorrido…y por no hablar de cuando vas bajo tierra… Y si nos miran ellos a nosotras y se imaginan la nuestra? Uooh! jejej, Muas!

  7. La de historias que nos proporcionan los siempre estimulantes, divertidos y “oloroterápicos”, viajes en el metro.

  8. jajja, oloroterápicos fijo nano! de eso hablaban hoy unas esta mañana en el tren!

  9. Yo tengo una amiga muy muy bajita. Dice que no sabe lo que nos perdemos… jajaja

  10. Te creo Nano! No hay que menospreciar perspectivas diferentes! jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s