…rebájame el lunes

        Domingo 01… Casi a la una de la madrugada apago el ordenador y bajo a mi habitación. Mi casa sólo tiene una planta pero precisamente el ordenador está en una habitación a otro nivel, a la que se sube por una escalera de éstas que se apoyan en la pared (nada de caracol). Bajo por la escalera, toda ella metálica, Bic ve la televisión en la habitación de abajo y me pregunta algo que ahora no recuerdo y supongo que debo contestarle algo, que tampoco acierto a recordar. De pronto, mientras bajo …crack!… Algo se rompe, la escalera se balancea y yo que veo que me voy a caer, con la escalera encima, en un acto iluminatorio de supervivencia extrema, decido saltar. Y sí, salto, desde prácticamente el techo de la habitación hasta el suelo, dos metros, así tranquilamente. Y porqué es lo que me voy preguntando en los dos segundos que dura mi desplome ante las narices de Bic, que ha dejado de ver la tele y me mira atónito. Como los gatos cuando se caen, que siempre acaban cayendo sobre las cuatro patas sin saber bien cómo lo han hecho, yo también lo consigo y, de veras, que tampoco sé cómo. Sólo sé que me duele una pierna horrores, la espalda un poco menos y el hombro, lo justo. Me meto en la cama con la esperanza de conservar al día siguiente la movilidad de todas mis extremidades. Me duermo a medias, me despierto de nuevo, y pienso: Lunes, último día de la declaración (de la renta, se entiende), que aún tengo que imprimir, en el ordenador que está arriba, arriba a donde sólo se sube por la escalera que se rompió… Y ya no vuelvo a dormir igual.

Lunes 02… Me duele la pierna y la espalda, el hombro sólo si levanto el brazo, así que procuro moverme lo justo. La Mama ha apañado un invento para que suba por la escalera rota y pueda imprimir la declaración dichosa. No se cree que anoche estuve a punto de romperme la crisma ahí mismo, aunque Bic se lo jure y perjure. Ella, si no lo ve, no lo cree; ahora, si lo llega a ver, aún estaría hiperventilando. Subo a donde el ordenador y resulta que tengo que configurar la impresora, busco el cd una eternidad, lo encuentro y la impresora sigue sin reaccionar. Nueva impresora encontrada, por favor espere… A la media hora me canso de esperar y me toca ir a casa de los vecinos. Voy corriendo (literalmente) dispuesta a hacer la declaración de nuevo, porque tras trastear el programa entero durante media mañana, decido que soy incapaz de exportar el documento. Llego a casa de los vecinos, instalo el programa y aparece ante mí la solución a (casi) todos mis problemas: exportar/importar. Corro (siempre literalmente) de nuevo a casa, subo de nuevo por la escalera de la muerte, grabo la declaración que ya tengo hecha, en mi pen, bajo y corro donde los vecinos. Descubro que su ordenador tiene la entrada para el pen bloqueada por cien mil cables que no estoy dispuesta a tocar. Pienso, pienso…cuando no teníamos pen, usábamos…? Corro a casa, subo la escalera, grabo la declaración en un cd, bajo la escalera, corro a la otra casa; pruebo suerte y sí, hay suerte. Imprimir, imprimir. La impresora pita y dice no se qué del cartucho: como no es mía me abstengo de pegarle la patada que se merece, sólo insisto. Imprimir, imprimir. Al final gano yo, y me la imprime tres veces…

9 comentarios

Archivado bajo Life, Personal, Reflexiones

9 Respuestas a “…rebájame el lunes

  1. Jjajajajajajajjajajajajajajajajjajaajjaja!!! Me duele la tripa de tanto reírme, Mili!!! No de tí, pitufina, sino contigo!!!! jajjajajajajajaja… vaya día más catastrófico!!!

    A ver… cómo se te ocurre dejar para última hora lo de la renta???? Jjijij… Lo de la impresora, el ordenador de los vecinos, el usb… Todo eso, por experiencia, sé que si te tiene que joder, todo se alía para que así sea…

    Menos mal que al final conseguiste lo que necesitabas!!!

    Muaaa!!!😛

  2. Me alegro de haberte hecho reír, Noemí! Yo ahora también me río, aunque ayer no tanto, la verdad…😛 jaja, si es que soy un disaster…!

  3. Anda, anda!!! Cuídate esas magulladuras y lleva más cuidado la próxima vez, lagartijilla!!!😛

  4. MiLi por Dios, qué desastre de noche-día…
    Espero que te vaya doliendo menos la pierna, la espalda y el hombro…Pobriña😉
    Espero que al menos te salga a devolver la declaración, qué menos…😛

  5. Sunshine…nono, nada de devolver….😦 a pagar, y a pagar bien! Con lo que todo el circo aún me molestaba más, pensando en lo que me tocaba desembolsar…

  6. La madre que los …, en fin guapa, pues a ponerse buena y que no te duela más. Cuidadín con las escaleras mujer!!!😛
    Besitos !!

  7. Gracias Sunshine! Ahora bajo con un cuidadito, que es pa’ verme!🙂 Muass!

  8. ERU

    Dios Mili, has sufrido la ley de Murphy en su máximo explendor, pobriña…😦

    Por lo menos en la escalera has demostrado que tu “sentido arácnido” está en perfectas condiciones.

  9. Sísí, Eru, soy el máximo exponente de la Ley de Murphy! Y sí, además he descubierto que soy toda una SpiderWoman🙂 tendré que ir haciéndome el trajecito! jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s