…qué pañuelo de mundo

Al final la tarde no resulta tan desierta como yo creía: Amelchen me hace saber que se ha cancelado el día de piscina en su casa pero que ha sido sustituido ipso facto por una cena improvisada con sus amigas. Me sacudo la pereza de encima, me adecento y me apunto en un papel las directrices para llegar a su casa porque no tengo ni idea del camino y porque todas las veces que he intentado llegar a su pueblo he acabado en otro…muy, muy remoto. Descubro que el camino al final resultaba bastante fácil y que, además, Amelchen hace la mejor tortilla de patatas del mundo.

(amiga) – ¿Y de qué os conocéis vosotras dos? ¿De moda?

(yo) – No, no, del máster, que lo hicimos juntas. Yo hice moda en otra escuela.

(amelchen) – ¡Ah! Ella la hizo en…¿Sabes dónde ha estudiado Pili? Pues ahí.

(yo) – ¿Pili? ¿MariPili?

(amelchen) – ¡Sí! ¿La conoces?

(yo) – Sí, sí. Salió con Wap.

silencio…silencio…

(yo) – Pero durante muy poquito…y hace ya como tres años…

suspiro general de alivio

(amelchen) – ¡Qué fuerte! El mundo es un pañuelo…

risas

        Salimos a bailar un rato al lugar de tantísimos jueves universitarios con Jani y lo encontramos lleno de postadolescentes aún imberbes y en etapa de crecimiento. Me recuerdo diciéndole a Ditis hace un par de días que muchas tendencias, sobretodo las aplicables al streetwear las crean los chicos de los que ahora me encuentro rodeada: Y entonces, ¡¿qué significa tanta gorra a las dos de la madrugada?! Una amiga de Amelchen expone su teoría sobre el cambio de turno del local, según la cual a las dos de la madrugada vienen los mayores de edad. Bailamos, pues, a la espera del cambio de turno y para cuando nos damos cuenta lo que suena no es otra cosa que el Ghostbusters! que, supusimos, debía ser la despedida oficial de los peques. De pronto, de entre la multitud, emerge una figura que no llego a distinguir bien hasta que se lanza a los brazos de Amelchen: es MariPili. Amelchen me mira, sin dejar de abrazarla y nos reímos: Definitivamente, el mundo es un pañuelo.

8 comentarios

Archivado bajo Amigos, Life, Personal, Reflexiones

8 Respuestas a “…qué pañuelo de mundo

  1. Postadolescente imberbe? Me has descrito a la perfección…

  2. Estabas ahíii también? En el primer turno!? (…Dios, que imberbe va con b..voy volando a cambiarlo antes de que lo vea la seño…😉 )

  3. Ahí estaba. Partiendolo!

    [perdón, me salió mi vena bakala😳 ]

  4. Partiéeeendolo!….jajaja…todos tuvimos una vena bakala (o derivada…)😛

  5. dokomho

    bueno por lo menos no soy el unico con pasado bakala…

    un etapa digna de olvidar

    xDDDD

  6. Los postadolescentes tenemos mucho que decir… jejejeje, lo de la gorra, ves, no lo veo
    Saludos

  7. Sí, Kafka, me quedó claro…tú di, que yo escucho😀 jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s