…sueño de una noche de verano

      Quedo con Jorge para cenar y como sé que no puedo permitirme llegar tarde de nuevo (la última vez padeció una hora de espera) salgo de casa con tiempo; rezo para no encontrar tráfico y llegar tarde por causas ajenas a mí que de nada me iban a servir a la hora de poner excusas de nuevo. Saliendo del pueblo llevo un coche impaciente detrás, se pega a mí, acelera y me inquieta, miro por el retrovisor: – Vaya pintas…-pienso. Miro de nuevo, y resulta ser Lucas.

       Lucas fue un compañero de colegio de toda la vida, de ésos que en la EGB te regalaban pulseritas de plástico y escribían tu nombre junto al suyo en el pupitre. Lucas, siempre en bicicleta, los domingos se encontraba con mis abuelos por la Rambla cuando ellos venían hacia mi casa y gritaba cuando los veía: – Estoy enamorado de MiLiiii….. Supongo que tratando de encontrar así aliados dentro de la familia. Mi abuelo me lo contaba riéndose al llegar a casa, pero la táctica nunca llegó a darle resultado. Hoy Lucas está casado y tiene  un niño, de éstos que se tienen, ups! sin darte cuenta; pero yo sigo viendo en él al niño pecosito que pedaleaba Rambla abajo, con las orejitas un poco despegadas, y gritando, aún mellado, una declaración llena de la sinceridad de los 8 años.

Llego al lugar acordado con Jorge a un minuto de las ocho, hora acordada y entonces me llama:

– Dime que aún no estás ahí…

– Bueno, acabo de bajar del coche, así que técnicamente aún no estoy ahí

Me informa de que llegará veinte minutos tarde y me asegura que no es una venganza por lo de la última vez; no me lo creo en absoluto. Los veinte minutos acaban siendo treinta y yo sé que se estaba vengando. En defensa de mis múltiples tardanzas y retrasos he de decir que, no me molesta tener que esperar: lo veo como una penitencia por todas las veces que me esperaron a mí. Así que, me siento en la terraza y pido una coke, me atiende un chico que, a juzgar por el restaurante en el que estoy, yo diría que es libanés (o similar): me pregunta cosas que ahora no recuerdo, me sonríe mucho y hasta me da una revistita que se ha encontrado en una mesa vacía y que resulta ser el catálogo de Fornarina para este invierno. Se va, ojeo el catálogo, lo critico todo interiormente, vuelve y me pregunta: – Está bueno, ¿no? Creo que no es, ni el momento, ni el lugar, para hacer un despliegue de mis opiniones respecto a la marca, así que respondo: – Sí, sí, está muy bien… Y me las reservo todas para cuando viene Jorge que, todo sea dicho, repele al camarero de volver a acercarse a sonreír en lo que queda de noche.

Llama Wap y a la pregunta de: – ¿Qué tal?¿Qué haces? su respuesta es: – Subirme en un árbol para encontrar cobertura… La imagen no puede parecerme más cómica:

– ¿Me echas un poco de menos?- lo pregunto siempre, porque él nunca ha sido de generación espontánea.

– Un poco no ¡mucho, mucho!

Pienso: ¿¡Y entonces pa’ qué te vas!?

        Jorge y yo cenamos en la terraza, hablamos de amigos y menosamigos, de libros y películas y comemos pastelitos árabes hasta casi las 00:30. Llego a casa y sueño que me llaman para una segunda entrevista: así, en frío, tengo que hacer una demostración de mi manejo de Freehand delante de un montón de gente (me alegro de no presentarme para diseño gráfico porque su prueba es aún peor) a lo casting de Operación Triunfo. Cuando acabo, aguardamos todos de pie, en fila: expectantes, nerviosos… a los que han superado la prueba les plantan una pegatina en el pecho: Entras en la Academia. Espero conteniendo la respiración y, de pronto, pegatina en mi camiseta: estoy dentro. Pero me despierto, y hoy tampoco han llamado.

14 comentarios

Archivado bajo Life, Moda, Personal, Reflexiones

14 Respuestas a “…sueño de una noche de verano

  1. Ains… que sentimiento tan raro ese de echar de menos…

  2. Jajaja, raro, Nano? Por?

  3. Jorge

    Pues que quieres que te diga Mili… yo la próxima vez le decía que si llega tarde que se tome el café solo… o cortado pero sin compañía, lo que prefiera…😀

    Habrase visto!

    Lo bueno del desdoblamiento múltiple de personalidad, es… !que la culpabilidad se la queda el otro!
    Por cierto, la disculpa escrita a partir de esta línea queda de un rollo gay tremendo… se puede obviar el rollo pero no la disculpa…

    Mili… la mento profundamente lo corrido, recibe estos disculpas que espero que tu me des… 😀😀

    P.S.: menosamigos… mola el eufemismo para decir…🙂

  4. Quedas disculpado, Jorge, porque con el catálogo me dio para entretenerme media hora, tranquilamente: las “bambas con tacón” me ocuparon 25 minutos de estupefacción… Menosamigos…sí, no sé…creí seriamente necesario un eufemismo, para decir….😛

  5. me encanta quedar con amigos,y que mientras estoy con ellos me llame otros amigos jaja,que estupidez pero es verdad¡¡
    pobre wap,me lo imagino…
    sabes que opino de fornarina,pues que te compras unos pantalones monisimos y guay,o una camiseta be lolita y genial,pero un todo en conjunto…como que no,muy..plastic

  6. La verdad, Mariquilla, es que este último catálogo era bastante púrria…y eso sin ver los precios, entonces seguro que aún lo hubiera criticado más!!😛

  7. Chévere historia, espero leer pacientemente tu blog, ahora el tiempo me apremia, saludos cordiales.

    Gabby
    Loja-Ecuador.

  8. jani

    subido a un arbol??¿¿ pa q luego digais que estais en el primer mundo…yo aqui desde el tercero no tengo problemas de cobertura…eso si, solo puedo hablar cuando no me roban el telefono….
    lo de los sueños premonitorios me gusta…..espero ser la 1ª en saber de la pegatina! (si soy la 2ª o 3ª tb me vale…)

  9. Azrael

    me encanta leer historias minimas, voy a disfrutar tu blog🙂

  10. ¿Una hora? ¿Le hiciste esperar una hora???😯
    Que alguien me recuerde que cuando hagamos la quedada le digamos a MiLi que hemos quedado dos horas antes, por Dios!😛
    En otro orden de cosas:
    Qué gracioso Lucas, enamoradito de ti en la EGB y te lo encuentras…Ahí es cuando uno piensa: “me estoy haciendo mayor, coño”
    En cuanto a Wap trepando para coger una raya de cobertura…es que echar de menos es un ejercicio sano y necesario a veces, pienso yo😉
    Pd: Qué bien escribes guapa, jope, da gusto leerte.
    Abrazos mil🙂

  11. Hola, qué tal? Bueno, finalmente, ya tengo las diez razones para ir a Ámsterdam acabadas. Ya me dirás si coincidimos en alguna… ya que eres mi lectora más fiel. Qué ilu! Y a ver si somos más puntuales, mujer. No sea que Jorge se vaya… ja ja ja. Besitos.

  12. Bienvenida Gabby! Encantada de tenerte por aquí!🙂

    Jani, coraçao, él dice que se encuentra de retiro espiritual…jeje No sé si prefiero que me falte la cobertura o que me quiten el móvil de la oreja mientras hablo…ai, no me recuerdes estas cosas que me hace preocuparme por tiiii! De premonición poca…aún😉 Muaaasss!

    Me alegro Azrael, que lo disfrutes pues! (porque te aseguro que aquí son mínimas…)😛

    Exacto Sunshine! Dos horas antes me tenéis que hacer quedar…así llego a tiempo…soy lo peor…y lo sé! Lo reconozco….es un paso, no? Con lo de Lucas no había pensado “me hago mayor” pero gracias por recordáaarmelo….😛 jejeje, es bromilla! Echar de menos es muy sano, así llegaremos a Punta Cana con ganas de vernos😉 Un besote wapaa!

    Ahora mismo voy a leer tus diez razones, Jordi! Ya estás por aquí de vuelta? Si yo lo de la puntualidad lo intento…de verdad…😦 Y cuando lo soy, luego me hacen esperar a míiii, jejeje

  13. ERU

    Mili, no dejes que te echen la bronca por hacer esperar a la gente. De tardón a tardona… tienes mi apoyo!!!🙂

  14. Gracias, Eruuuu!! Jo, que todo el mundo se las da de súper puntual y me hacen quedar fatal!😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s