…cristaleras trampa (encuentro con el Pieza)

       Creo que he engordado… así, de pronto, de ayer para hoy. Hoy me siento menos flaca, aunque no sé si es que de verdad he ganado peso, o son imaginaciones mías por haber mirado durante demasiado tiempo la última campaña de No.l.ita… No comer no es una opción, así que a media tarde me voy al gimnasio, que quien mueve las piernas, mueve el corazón, y así me va a venir doblemente bien.

        Es raro que aún no me haya encontrado a nadie conocido (en el gimnasio, quiero decir) teniendo en cuenta que voy tan asiduamente (ejem…esta semana sí!) y que después de vivir aquí toda la vida, tengo posibilidades de coincidir con algún compañero de colegio, instituto, actividades extraescolares varias o similiar… Pienso esto mientras me dirijo a la sala de máquinas, y cuanto abro la puerta me quedo clavada en el sitio: reconozco al chico que está enfrente mío, aunque le sostengo la mirada lo justo para poder hacerme la loca sin que sospeche.

Las posibilidades de escapar son reducidas, teniendo en cuenta que el gimnasio debe ser como dos veces mi salón (y, de verdad, que no vivo en el Buckingham Palace), pero me subo en una de las maquinitas e intento abstraerme: nadie me recuerda. Nadie me reconoce nunca. Debe ser un problema que va más allá de mi fisonomía porque la gente olvida a partes iguales mi cara y mi nombre. Sigo pedaleando; nadie me reconoce.

El chico en cuestión es exnovio de una amiga mía, que lo dejó por ser un piecita. Todos los pueblos tienen Piezas y todos tienen nombres del estilo: el Chino, el Cani, el Nubao, el Barta… (sí, el artículo precediendo al nombre es imprescindible) y, por lo tanto, éste también. Yo lo conocí cuando medio pueblo le tenía miedo, él me conoció cuando intento pegar a un amigo y tuvimos que salir corriendo; pero por aquél entonces teníamos quince años, y mitificar es muy fácil a esa edad. Diez años después, tras vivir y dejar de vivir con mi amiga, todo adquiere otra perspectiva; pero aún así, prefiero ir de incógnito.

Pedaleo, pedaleo….lo veo acercarse por el reflejo de la cristalera que tengo delante… pedaleo más fuerte (pienso: no, no, no…), se planta a mi lado:

– ¿Tú eres MiLi, no?

Me planteo la opción de contestar que no, que qué me está contando, que no lo he visto en la vida… Me lo planteo, pero elijo la otra opción:

– Mira que te he visto y he pensado ¿será él? Pero claro, como ha pasado tanto tiempo… y por eso no te he dicho nada.- (justo, justo por eso)

Preguntas varias sobre cómo te va la vida, estudias o trabajas y cuánto hace que vienes por aquí, en todo un alarde de originalidad por parte de ambos. Obviamos el tema de mi amiga, de lo que deduzco que no han vuelto a estar juntos. Se emociona, de verdad, cuando le digo que soy diseñadora y me toca oír el sempiterno: ¡Serás la nueva Ágata Ruiz de la Prada!*  Y luego nada, que qué alegría verte, que a ver si coincidimos otra vez, que si estás estupenda… Todo esto él claro, porque yo no salgo del estado de catatónica estupefacción en el que me encuentro: ¿qué somos ahora, best friends? ¿es esto una tirada de caña y no me doy cuenta por la falta de costumbre?

Sigo pedaleando, al final no resultó tan duro el encuentro, sigo pedaleando, podría haber sido peor. Miro por la cristalera: es de noche, todo está lleno de hojas secas ya, y tiene pinta de hacer frío. Sigo pedaleando, ¿cuál es la pega de la cristalera? Pues que cuando el Pieza y su amigo deciden comentar tu culo mientras pedaleas, dándose codazos y sonriendo, los ves, hombres de Dios, los ves!!

* A Dios pongo por testigo, que a este paso me colgaré una huchita del cuello y haré despositar 1€ a todo aquél que se atreva a repetírmelo: me dará para financiarme la siguiente colección (y la siguiente de la siguiente…)

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Amigos, Denuncia, Life, Personal, Publicidad, Reflexiones, Relatos

15 Respuestas a “…cristaleras trampa (encuentro con el Pieza)

  1. Vaya polémica que se ha montado con la foto sobre la anorexia… Tampoco es para tanto… Que si lo hicieron para ayudar, que si así no se ayuda a nadie… Jopetas, qué es mejor? Echar la vista a un lado??? Me parece que la gente ha de quejarse por todo, en realidad les da igual una cosa u otra…

    De piezas, como tú dices, los hay por todas partes, jejejejejeje… Pero llegan a una edad en que te dices “todo el mundo madura (aunque sea poco)”… El artículo delante del apodo, imprescindible, cierto!!! jajajajajajaj…

    Resumiendo la conversación, lo que debes sacar de ello es que tú estás ideal de la muerte 😉

  2. Sí, Noemí, el caso es que haya polémica…no buscan soluciones, buscan más problemas para el problema…
    En Elx también teneis piezas entonces? me lo imaginaba… 😛 jejej Ideala estoy! Petons!

  3. Konrad

    Como me he reído con lo de “(…)lo veo acercarse por el reflejo de la cristalera que tengo delante… pedaleo más fuerte” como si fueras a ir a algún sitio xDDDD

    El gimnasio es una trampa mortal para encontrarte con gente que no te caiga muy bien. Ya tienen un sitio donde localizarte, tienen un motivo para estar ahí y por mucho que cambies de hora para huir de esos encuentros siempre habrá alguna en la que coincidáis.

    Entre los tíos resulta fácil solucionar eso: los dejas hablar hasta que se aburran sin contestarles con más de un si/no/sonrisa. Pero siendo una mujer y viendo que él ha mostrado cierto interés… lo veo haciendo horas extras 😛

  4. Si es que, estos gimnasios los carga el diablo!

    Nunca sabes a quien pueden encontrarte, ni quien va a echarte una mano… y ya de paso, que de fe de que lo que cuentas es cierto!

    Por cierto, Mili, de que hablábamos, de tí o de que tu Wap va a poder atestiguar que me acerco a los 300?
    😀
    … si es que no he podido evitarlo!

    Y eso de huir en la bicicleta estática tiene gracia… a que no intentas hacerlo en la cinta de correr???

  5. Ya tienes otro admirador más. Apunta al Pieza en tu lista 😛

  6. Varias reflexiones, Mili. A mí no me gusta Ágata Ruiz de la Prada. Debo ser raro. Lo siento. Supongo que tu ‘pedaleada’ fue más larga que el amor parisino de la amiga del post anterior . 😆 Y me imagino que, visto el panorama, cada vez más rápido!!! La chica de la foto es muy valiente. Supongo que mostrándose así hará pensar a mucha gente. Y lo del culo… pues no sé qué decir, la verdad. También soy hombre. Ja ja ja. Un besote.

  7. ERU

    Yo en el gimnasio me encontré con una compañera que en el colegio era normal tirando a feucha. Le perdí la pista a los 13 años y con 24 era una auténtica DIOSA (sí, con mayúsculas).

    Lo mismo ella me considera a mí “El pieza” de su gimnasio, jo… 😦

  8. Ui, Konrad, que si pedaleé fuerte…pero nada, no funcionó, seguía quietecita en el sitio… 😦 Es un verdadero peligro el gimnasio! Es que a mí, hacerme la borde se me da mal, aunque igual me toca modificar mi horario…

    Tjqec, tú y tus 300 😉 Da fe, da fe… jeje Mira, no me hables de la cinta que una vez pisé con un pie la cinta en movimiento y con el otro la parte que no se mueve, en fin…pa qué contarte, si ya te lo puedes imaginar… menos mal que yo soy medio Nadia Comaneci y salvé el traspiés con una pirueta digna de un oro olímpico (por lo menos!) 😀

    Nakashima, la listaaa…no doy abasto ya con la listaaaa! 😛 jejeje

    Jordi, nadie en su sano juicio, que entienda mínimamente de diseño considera a Agatha Ruiz de la Prada una diseñadora representativa de nada, así que no te preocupes, no eres raro, es que eres todo un entendío! 😉 Y, si yo tuviera el marido que tiene ella también podría permitirme hacer colecciones como ella y desfilar en Cibeles, aunque haga churros y sólo se lo ponga ella (ai, Jordi, que me tiras de la lenguaaa…) Sí, la chica de la foto, indiferente no dejó a nadie eso seguro… También eres hombre? jajaja, qué excusa más malaaa! Petons!

    Cómo vas a ser tú el Pieza, Eru! Qué noo, hombree… Ha cambiado de horario? Ves que va de incógnito? Ha hecho como que no te conocía?… 😛

  9. pequeños inconvenientes de las bicicletas estáticas, por eso yo prefiero las “dinámicas” jajaj 😛

  10. Es verdad, Red, las “dinámicas” son mucho más útiles para salir de un apuro! 😛

  11. mariquilla

    no habia visto el anuncio(en que mundo vivo¡¡¡,reflexion:hacer un post sobre en que mundo vivo).
    A mi cuando voy al gym tambien me pasa eso de las cristaleras,lo que pasa es que en mi caso somos las del club de natacion las que nos damos codazos por el guapo que acaba de pasar por la puerta jaja.

  12. Ai, Mariquillaaaa…en qué mundo?! jeje, el anuncio sale en todos los telediarios ahora…ya sabes que, a favor o en contra, a estas cosas les dan un bombo impresionante… En mi gym es que hay súper pocas chicas, y para ser sincera, aún no he visto a ningún chico por el que pegaría un codazo… 😛

  13. jani

    eso porque tienes q ir al gym de sabadell!!! seguira alli? ahi te dars codazos solita!!
    jajajaja

  14. Janiii, Dios es omnipresente, ya sabes 😉 Aunque esté materializado en tu ex-personal trainer del gimnasio!! jajaja, siempre que paso por delante del Malibú (esto no es nombre para un gim) me acuerdo de ti, y de él!

  15. Pingback: El destino te trajo aqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s