Archivo mensual: octubre 2007

…por los pelos

        No sé ya el tiempo que llevo dándole vueltas a si me corto el pelo o si me lo dejo de cortar (sí, a estas cosas tan profundamente trascendentales, yo les doy muchas vueltas…). En fin, que ante la duda, lo consulto: con la Mama, con Wap, con Bic (bueno, con Bic de hecho no), con la almohada, con los astros, con el oráculo de los 300… Y sigo dudando. Cada vez que me voy a lavar el pelo paseo las tijeras desde mi habitación hasta el cuarto de baño: me miro la melena y pienso en la penita que me da y en el riesgo de que me quede mal, muy mal.

        Total, que hoy de nuevo el mismo ritual, tijeras en mano (que me haya convertido en la nueva abanderada del HazloTúMismo es única y exclusivamente culpa de la Teniente O’Neil, que me hizo creer que una podía cortarse el pelo solita la mar de bien y además quedar divina de la muerte). Y claro, hoy de nuevo la misma penita y el mismo miedo. Y pienso: mejor poquito a poco, como cuando te lo dejas crecer, pues a la inversa. Primero cortas dos dedos, luego dos dedos más, luego otros dos y para cuando te quieres dar cuenta te estás acordando del vídeo que viste de pura casualidad el otro día en el Youtube…

Anuncios

20 comentarios

Archivado bajo Amigos, Cine, Curioso, Familia, Life, Películas, Personal, Reflexiones, Videos, Youtube

…oh, My God… (lo que me quedaba por ver)

10 comentarios

Archivado bajo Curioso, Life, Música, Personal, Reflexiones, Videos, Youtube

…feeling good (encadenameme)

        Nuevo Meme, esta vez de Jordi , que me hace estrujarme los sesos desde que lo recibo hasta hoy para poder cumplir mi cometido como Dios manda, y es que, últimamente estoy poco inspirada, o igual lo que estoy es cansada de inspirarme tanto, en fin: se hará lo que se pueda. Aquí va mi parte del encargo: escribir un pequeño relato a partir de la última frase del suyo:

        “Saca unas monedas de uno de los bolsillos de su pantalón, las introduce en el teléfono del aeropuerto y espera: da tono pero nadie responde al otro lado y se pone nerviosa porque cree que si tarda demasiado en hablar con él igual puede acabar acobardándose, aunque duda que llegados a este punto fuera a serle fácil echar marcha atrás. Cuelga de nuevo el teléfono y se sienta sobre su maleta, hecha a tientas y con prisas cuando apenas era de día: medio vacía. Y dentro, media vida sólo.

        Últimamente son demasiados los días en que se despierta y ya ni siquiera consigue verlo, abre los ojos y se despereza hasta recordar que ya hace un tiempo que ha perdido de vista a Marcos. Se da la vuelta y queda tumbada sobre su costado hacia el lado del colchón que él debería ocupar en la cama; sabe que está ahí, nota su peso sobre el colchón, lo oye respirar e incluso, en ocasiones, puede olerlo, pero ya no lo ve, lo ha perdido de vista hoy también.

        A veces logra alcanzarlo, a veces extiende la mano y logra llegar hasta él; pero de pronto lo nota desvanecerse entre sus dedos, escurrirse como si fuera un pequeño pececillo de colores. Otras veces no tiene la misma suerte, otras veces se le desaparece incluso antes de que pueda tocarlo y para entonces, Ana ya no sabe a donde ha ido a parar. Por eso, esta vez, ha decidido ser ella la que se vaya.

       Prueba a llamar de nuevo y esta vez el teléfono a penas llega a dar un tono completo:

(…it’s a new dawn, it’s a new day…*)

(M)          – ¿Ana? ¿Ana? ¿Eres tú? ¿Dónde estás? Ana, ¿Qué pasa?

(A)           – …me voy Marcos, me voy…

(…it’s a new life for me…*)

(M)          – ¿Qué dices? ¡Ana, por favor! ¿Dónde estás?

(A)           – …

(…it’s a new dawn, it’s a new day, it’s a new life for me…*)

(M)          – ¡Ana! Deja de decir tonterías, ¡dime donde estás!

(A)           – Seguramente, donde estabas tú… – cuelga el teléfono de pronto, sin esperar respuesta.

(…mmm, and I’m feeling good…)

(*)…es un nuevo amanecer, es un nuevo día

es una vida nueva para mí,

mmm, y me siento bien…

        Por lo visto ahora mi cometido es encargarle seguir la historia a alguien y cómo no sé a quién deleitar con tan maravilloso quehacer creo que elegiré a:

 Nakashima (eso te pasa por colgar fotitos del sushi que te comes tú y, por extensión, del que no me como yo) 

Tjqec (se siente, no haberme pedido que actualizara)

Scry  y Mariquilla (porque si quieren ser guionista y periodista respectivamente, la experiencia es la madre de la ciencia)

      

        Y respecto a la frase con la que seguir, entiendo que la última en inglés puede quedar medio rara, así que lo dejaremos en: “cuelga el teléfono de pronto, sin esperar respuesta”

8 comentarios

Archivado bajo Life, Meme, Personal, Relatos, Videos, Youtube

…think big (el patrimonio de Bic)

        Siempre salgo de casa corriendo porque siempre creo que llego tarde. Le pido algo de dinero a Bic, por eso de no tener que pararme en un cajero y perder aún más tiempo.

– ¿Cuánto quieres? – resopla.

– ¿Cuánto tienes? – suena a puja; pero es que no quería pedirle 10 si resultaba que sólo tenía 5…

– No, no… dime tú ¿Cuánto quieres? – noto desconfianza en su voz, y de ello deduzco que su patrimonio igual es más grande de lo que yo me he imaginado.

Tanteo mentalmente.

– Quince.- pido.

Me mira, haciendo una mueca con la boca y alzando una sola ceja (porque sí; porque Bic es capaz de hacer estas cosas), y me da la espalda. Rebusca en su cajoncito y percibo que me mira de reojo por encima del hombro, procurando taparme el escondrijo de su fortuna adolescente. Rebusca más, cuenta, se queda quieto, como pensando y, al fin se gira, aún con la ceja levantanda, y en un acto desbordado de clemencia me extiende un billete de 20:

– Va, llévate éste… Pero quiero la vuelta con intereses…

Me asusta lo mafioso de su actitud, así que aprovecho para salir corriendo de casa ahora que aún ha decidido perdonarme la vida…

El panorama fashion es siempre demasiado pequeño, demasiado endogámico… No se pueden guardar secretos; siempre hay alguien, que conoce a alguien, que resulta que te conoce de algo… Casi se descubre el pastel, y ayer George tuvo que hacer una llamada de emergencia para desmentirlo, porque el tercer implicado en cuestión aún se encuentra en terrenos pantanosos y hay que procurar que salga ileso.

Por lo demás, más de lo mismo en otra de nuestras ya habituales reuniones, y más castillos en el aire sobre un posible próximo shopping por Shanghai y Tokyo, tiendas propias y segundas líneas deportivas: ¡pero si aún no está ni la primera! Think big es lo último que oímos decir a George mientras bajamos en el ascensor: Think Big!

21 comentarios

Archivado bajo Amigos, Familia, Life, Personal, Reflexiones, Relatos

…dominguero chandalero (turistas en casa)

        Fin de semana de mucha actividad, traducible toda ella, en nada productivo a nivel laboral, aunque muy fructífera a otros niveles más relevantes.  Ayer decidimos levantarnos pronto (allá por el mediodía) y salir de turistas por aquí: tanto vuelo transoceánico y tanto viaje a países con lenguas distintas y cuando se trata de conocer sitios de por aquí nos perdemos.

        Llegamos a nuestro destino atestado de domingueros y demás curiosos: todos juntos, incluyéndonos, debemos triplicar el número de habitantes real del pueblo. Habitantes, por otro lado, que nunca vimos: ventanas y puertas cerradas casi herméticamente recrean una extraña sensación de estar visitando algo así como un parque temático rural.

       Wap y yo deducimos que, ante el dantesco panorama de tanto excursionista chandalero fotografiándose en la puerta de sus casas y tanto griterío asombrado sobre cuánto se balancea su puente colgante*, los verdaderos habitantes del pueblo deben huir despavoridos los fines de semana a lugares menos agraciados…

* ( (1) es colgante, obviamente, se balanceará (2) al final del día esto supone demasiado griterío desquiciante para cualquier mente mínimamente equilibrada.)

rupit-08.jpg

rupit-01.jpg

rupit-011.jpg

rupit-010.jpg

rupit-09.jpg

rupit-07.jpg

rupit-06.jpg

rupit-05.jpg

rupit-04.jpg

rupit-03.jpg

rupit-02.jpg

45 comentarios

Archivado bajo Fotografía, Life, Personal, Reflexiones, Rupit, Viajes

…allez les Bleus! (soy un Puma, soy un Puma)

        Llego tarde porque creo no estar perdiéndome nada cuando salgo de casa, y por las caras de los demás cuando llego puedo advertir como está el marcador sin ni siquiera mirarlo. Para cuando me siento, picoteo patatitas y charlo con Sil ya andan por la segunda parte: 3(ellos)/17(nosotros).

– Por más que lo miro, no consigo entenderlo… – se confiesa Sil.

       En cada partido tenemos la misma conversación y aún así no logramos avanzar nunca en nuestros parcos conocimientos de este deporte (ni de muchos otros).

– Pero, pero… ¡eso tiene que ser falta!

– ¡Qué va a ser falta!… No ves que los otros ni se han inmutado…

– ¡Pero si le ha pegado! Está clarísimo…

– Pero si se pegan todo el rato, no veo la diferencia… ¿Y qué hace ese tirado en el suelo abrazado a la pelota?

– Ni idea… ¡Hala, hala! ¡Animales! ¡Que se le tiran todos encimaaaaaa!

        Al final, conseguimos mimetizarnos con el entorno y gritar cuando gritan los demás, y si uno de los nuestros corre, será porque tiene que correr, que para eso él entiende más y míralo como no para: ¡¡Vaaaa, vaaaaa!!

(…)

– Se tiró al suelo…

– Lo vi…

– ¿Por qué?

– Ni idea…

       Pero, de pronto, todos saltan y gritan: ¡Ah! ¡que eso es un punto! ¡Ah! ¡que hemos ganado! Un tercer puesto que sabe a primero, lo dicho: Allez les bleus! (pero allez a casita…).

21 comentarios

Archivado bajo Amigos, Argentina, Deportes, Life, Mundial, Personal, Premio, Publicidad, Pumas, Reflexiones, Relatos, Rugby, Televisión, TV, Videos, Youtube

…tiempos de callar (believe in me)

        Tengo poco que contar, y tengo ganas de contar poco. Son tiempos de callar, y de creer. De creer que todo saldrá como quiero, que todo saldrá bien; tiempos de creer tantas cosas. Así que me callo, al fin y lo creo. Y ya no pregunto más.

       

19 comentarios

Archivado bajo Lenny Kravitz, Life, Música, Personal, Reflexiones, Videos, Youtube