…no más velitas de momento, please (free falling)

       Para empezar, las velitas funcionaron. Tanto, que el mismo día de la entrevista ya me estaban llamando para empezar al día siguiente. Y yo, que nunca me creo mi suerte, esta vez tampoco me puedo creer que me hayan dado un puesto de Responsable de Producciones de Moda (me remito al anuncio), ni que haya tenido la suerte de encontrar, tan rápido, algo relacionado con la moda, el estilismo y la comunicación, todo en uno.

       Esa misma noche ceno con George y unos amigos suyos que me prestan un Pantonario para poder elegir los colores de mi colección como Dios manda: después de cenar, a eso de las once de la noche en una cafetería, con retales, dibujos y colores desperdigados a nuestro alrededor. Pero nos recogemos pronto (que diría mi abuela): …porque mañana empiezo en mi nuevo puesto de Responsable de Prod…(blablabla) .- les informo.

Woow… ¡tiene buena pinta! ¿Y qué harás?

Exactamente no lo sé, pero algo de estilismo, algo de comunicación y esas cosas…

        Cuando me suena el despertador a las 7 al día siguiente me quiero morir, y es que he perdido un poco la costumbre. Hago uso del transporte público (yu-ju!) porque no me queda otra, y me compro una tarjetita de diez viajes como mujer previsora y trabajadora que ya soy. El trabajo dignifica, me repito a modo de mantra mientras me pelo de frío esperando el dichoso tren que no llega: patitiesa y muerta de sueña, pero digna al fin, o más.

        En la oficina llego de las primeras y hasta casi dos horas después no aparece la mayoría de la gente: esto es horario flexible y lo demás son tonterías, pienso.

Pueden llegar un poco más tarde porque ayer acabaron a las dos de la madrugada.- me informan.- Como no te puedes ir hasta que acabas…

       ¿Oí dos? ¿Oí madrugada? No, mi concepto de flexible queda lejos de esto.

        Durante mi proceso de formación me pego cual siamesa a una de mis nuevas compañeras para absorber, por ósmosis si es posible, en qué consiste exactamente mi tarea. Y lo resumiré en una sola palabra, porque sí, porque un puesto con un nombre tan largo, curiosamente, puede resumir todas sus tareas en una: Excel.

Aquí pones el código, aquí el nombre del producto, aquí color, talla, stock, precio con iva, sin iva, el descuento, el margen, las medidas, el peso… Sin faltas de ortografía, sin un sólo número mal, sin que se te olvide nada…

       Mi cara a cuadros me delata.

No te preocupes ¡eh! Que esto es facilísimo, en tres días te lo sabrás de memoria, es todo mecánico, lo puede hacer cualquiera, no necesitas haber estudiado nada de nada…

      ¿Y la moda? ¿Y el estilismo? ¿Y la comunicación? ¿Soy una desagradecida o una desgraciada?

Y ahora viene la parte donde escribimos…

        ¡Ya decía yo! Si me habían dicho que qué bueno que me gustara escribir, porque aquí lo haría todo el día…

Maleta semirígida. Perfecta como equipaje de mano. Cierre frontal con pestaña a presión… Y así, escribes todo lo que ves…

      ¿Y la moda? ¿Y el estilismo? ¿Y la comunicación? Empiezo a decantarme hacia desgraciada…

        En el tren de vuelta a casa, lo medito todo en silencio. Visualizo mentalmente el anuncio que yo vi, y trato de encontrar la correspondencia con el trabajo en cuestión. Cabe decir que no la encuentro. Pienso, desespero, racionalizo y lloro cuando veo que no puedo; racionalizarlo, quiero decir. Apenas duermo, y cuando suena el despertador a las 7 de nuevo, curiosamente, ya no me siento tan digna como el día anterior.

        Llego de nuevo a la oficina la primera, enciendo el ordenador, abro el Excel y contemplo desesperanzada las hojas con los miles de datos que se supone debo teclear, sin el más mínimo error, so pena de muerte. Dos horas después llega el resto.

Es que ayer acabamos a las once de la noche…

       Para cuando mi contrato está listo, tengo las cosas bastante claras, y pido que, ya puestos, le adjunten una cartita de renuncia voluntaria, porque no me pienso quedar. Firmo ambas cosas a la vez y me voy de allí mucho más ligera de lo que había llegado. En el tren de camino a casa le echo un vistazo al contrato y reparo en que mi categoría profesional en cuestión era Auxiliar Administrativa y me pregunto qué fue de aquel Responsable de Producciones de Moda que tan bien sonaba.

       Para eso igual me podría haber quedado con cualquier otra de las, siempre brillantes y múltiples opciones, que se me presentaron antes…

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Cine, Curioso, Life, Música, Películas, Personal, Reflexiones, Relatos, Televisión, Trabajo, TV, Videos, Youtube

13 Respuestas a “…no más velitas de momento, please (free falling)

  1. Kaffeine

    Joooooder, que putada. Pero en fin, si tienes que trabajar, que estes a gusto…

  2. Pues si Kaffeine..pero lo peor no era el trabajo en sí, sino el hecho de que no tenía demasiado que ver con lo que me habían contado y que encima cabía la posibilidad/obligación de hacer horas extras cada día hasta las mil o más… insufrible…

  3. Pero… por qué engañan a la gente de esa manera??? Que no hay por ahí “secretarias”??? De sobra… seguro!!! Eso es jugar con las ilusiones de las personas…

    Ainssss Mili… que todo cuesta mucho… ánimo!!!

    Un besito!!

  4. ERU

    Cuando tu vendes un producto (en este caso un puesto de trabajo) y dices de él unas características que son falsas se le llama ESTAFA.

    Animo Mili, has hecho lo correcto… 😉

  5. No pasa nada, Mili. Ya encontrarás algo de tu medida, ya que hablamos de moda. Vaya timo. No se puede jugar con la ilusión de le gente. Muchos ánimos. Yo habría hecho lo mismo. Besos.

  6. No lo séee, Noemíiii…. 😦 No sé porqué nos engañan… qué chasquito… si administrativas hay mil.. Besitos wapa!

    Sí, Eru, lo que dices se acerca bastante al sentimiento que me quedó cuando salí de ahí el primer día…

    Jordi, seguiremos buscando, de hecho, os dejo poner velitas para la entrevista del lunes que esa, al menos sé que es de lo mío seguro… 😉 Me consuela saber que habríais hecho lo mismo la mayoría, porque me sentía tan mal… Besos!

  7. enredado

    Joder, podrías poner el nombre de la empresa en cuestión que pone ese tipo de anuncios??? Es para que la gente se entere de lo que son.
    No te preocupes que nosotros seguimos poniendo velitas para que tengas suerte en la próxima.
    Muchiiiiiisiiiiiiimmaaaa Suerte!!! 😉

  8. mariquilla

    no desesperes…jolines con experiencias como esta,dan ganas ni de estudiar,y quedarte con el restaurante de tu padre…

  9. Simplemente lo siento…

    Hay tanto talento desperdiciado.

    Te contaré un chiste sobre músicos para que veas que nos aproximamos:

    ¿Qué es lo primero que dice un músico en su primer trabajo?

    “¿Sólo o con leche?”

    Agur!

  10. Ainssssss Mili, no te preocupes mujer, los habrá mejores y no estan tan lejos, ya verás como la del Lunes es mejor y ya puestos de lo que a tí te gusta, verás como todo pasa del b&n al color y ves las cosas de otra manera.
    Vaya cabronazos con perdón, pero es que no es justo que a día de hoy la gente y mucho mas los empresarios se comporten como nenes :S.
    No te preocupes y animo, vale?

  11. Animo y suerte para el lunes!!! Espero encuentres lo que deseas 😉
    Un abrazo.

  12. Siento que el puesto de trabajo fuera tan malo, que utilizaran un eufemismo para describirlo, pero estoy seguro de que acabarás encontrando algún otro más digno. Por cierto, tras leer el post, me reí mucho más cuando lo explicaste en persona 😉

  13. Gracias por las velitas Enredado!! Paso de decir el nombre, porque….soy así de tonta… 😳 Ya pasó, ya pasó…

    Mariquilla, tu padre tiene un restaurante? En serio, quédate con él!! No, es broma…tú estudia, pero luego, quédate con el restaurante! 😉

    Ay, qué ánimos, Nano!! Yo de camarera nunca, pero de trabajos del estilo, unos cuantos! Despegaremos algún día, ya verás!

    Gracias por los ánimos, Borja! Sí, a ver si hay más suerte con las siguiente(s)!! 😀

    Muchas gracias, Nora! Un abrazo para tí también!

    Hombre Nak, es que yo en persona soy aún más salá!! 😛 Jejeje, me alegro de haberte hecho reír!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s