…el día que los suecos me devolvieron la Navidad

 

        Normalmente, cuando conduzco, conduzco y punto, no suelo ir mirando a los lados porque soy de atención ligeramente distraída y el resultado podría ser si más no, catatónico. Pero el otro día, no sé que me paso; cuando me quise dar cuenta ya había girado el cuello por completo, casi a modo de resorte, para ver qué se estaba cociendo al otro lado de la acera… y rocé el nirvana al descubrir que no era otra cosa que una tienda H&M!

        Freno en seco a punto de darle un besito al coche de delante que se deleita insultándome en cuanto oye mi frenazo. Me da igual, ni lo oigo ya; no puedo creer que se hayan acabado de verdad los sábados de extenuante procesión al centro de la ciudad, no puedo creer que me hayan puesto un H&M debajo de casa de Wap!  Meto primera de nuevo y me alejo de la escena del crimen con una sonrisa que no me cabe en la cara: hoy puede ser un gran día.

        Últimamente le doy muchas vueltas a la idea de que en otra vida necesito ser sueca, de verdad, si es que lo tienen todo! A mí me dicen: Suecia, y en seguida pienso: H&M y poco después Ikea y ya está, yo no necesito más. Pero no soy yo sola, eh, a Wap le pasa igual, aunque él sólo piensa en Ikea, a la otra ni entra; no está muy seguro de si realmente es una tienda o algún tipo de deficiencia neuropsicótica degenerativa que padecemos mis amigas y yo, así que, por si acaso, se queda fuera.

         El pobre cree que se me pasará con la edad, pero nada más lejos de la realidad…el otro día mi abuela vio por casualidad la última camiseta que me compré en el hache (hache es a H&M lo que corte es a El Corte Inglés). Lo dicho, que la vio mi abuela y bueno, encantarle es poco, me sometió al quinto grado: dónde, cuándo, cuánto y, sobretodo, cómo llegar hasta allí. Y qué gracia me hizo tener una abuela moderna, hasta que me ocurrió lo mismo con la otra (que aún es mayor que la primera), entonces creí sentir un espasmo y empecé a plantearme si no me habría equivocado yo de camiseta…

            Pero que no es de H&M de lo que quería hablar yo, hoy no (es que me sale sin darme cuenta), que toda esta apología a favor del diseño sueco viene por los de Ikea! Y es que mis padres, en una pulsión de muerte que roza lo kamikaze se fueron a pasar el sábado por la tarde a una de estas tiendas y cuando llegaron a casa, como otras tantas veces, ni rastro de lo que habían ido a buscar.

        Pero de pronto, oigo a la Mama que grita: Pepeeeee! (bueno, el Papa no se llama Pepe) Saca el árboool! (de Navidad, se entiende). Aunque yo no entiendo nada, y la Mama cuando me ve, se da cuenta y me lo explica todo: ¡Que este año ponemos el árbol!

        Entre la nueva tienda de H&M y el árbol recuperado, estoy que no quepo en mí de la emoción; hacía tanto que no lo sacábamos que creo que se me debe haber olvidado hasta cómo se colgaban las bolas. Total, que le pregunto a la Mama a qué se debe este renaciente espíritu navideño y me contesta emocionadísima: Pues que he comprado una caja de adornos la mar de monos por cuatro euros en Ikea, y este año ponemos el árbol como que me llamo Toñi! (y no, la Mama tampoco se llama Toñi).

        Comparto su alegría y en diez minutos estamos montando el árbol. ¿Quién no tiene espíritu navideño por cuatro euros? Si es que, de verdad, el que no tiene Navidades es porque no quiere…

        Ni el sorteo del Gordo, ni el turrón que vuelve a casa por Navidad, ni las muñecas de Famosa dirigiéndose al portal lo podrían haber logrado; sólo podían haber sido ellos: Gracias Dios, por crear a los suecos! Este año he vuelto a tener Navidad!

 

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Artículos, Curioso, Familia, Life, Personal, Reflexiones, Relatos

12 Respuestas a “…el día que los suecos me devolvieron la Navidad

  1. Brutal, Mili. A mí no me gustaría ser sueco, lo siento. Las cosas de IKEA no son tan fáciles de montar como dicen. Al H&M no he ido. Miraré a ver. Yo el arbolito lo tengo de plástico y los adornos son más o menos los mismos. A ver cuantos sacas en la quiniela este finde. Ya has hecho la lista de propósitos y deseos para el 2008? Yo sí!!! Muá, guapa. Y records al Wap.

  2. Jordi, tienes que ir al H&M! Tienen cosas geniales para chico! Y para los niños también! (y taaan baratito… que esto nunca viene mal) Mi árbol también es de plástico, eh, sísí, dura mucho más y a efectos prácticos, viene a ser lo mismo, que la cosa no está como para ir talando muchos… La quiniela esta semana, malament…y mira que yo confiaba férreamente en acertarlas todas o más, ya que no me tocó nada del Gordo… 😳 Própositos?? Ay, sabía yo que se me olvidaba algoooo!! 😉 Besitos a tí también!

  3. Ayyy, qué gusto da escuchar que renacieron las Navidades!!! Yo es que soy, ya has visto, muy Navideña, ejejejejej…

    Tienes razón… el H&M está muy, pero que muy bien de precio… y hay cosas monas, aunque yo soy más de MNG…

    El IKEA más cercano, nosotros lo tenemos en Murcia, de momento, porque Elx está acaparándolo todo, así que no me extrañaría que en unos años, nos plantificaran uno aquí!!!! Sería genial!!! Yo voy bastante, porque ahora, con eso de montar el piso, hay cositas muy guayssss!!! Cuando todo esté listo, ya os enseño, ejejjejeej!!

    Besitos y lo que toca, Feliz Navidad!!! 😉

  4. Jajajajaja, la navidad relatada por MiLi y yo a carcajada suelta para variar 😉

    Un abrazo a Wap y a ti y Feliz Navidad!

    PS: Me vuelvo para Madrid de nuevo mañana 😛

  5. Noemíii, queremos fotos de tu pisito y el proceso de decoración que, conociéndote va a ser genial!! Muchos besos wapa, Feliz Navidaaad!! 🙂

    Me alegro de haberte hecho reír, Nak! Era la intención, desde luego 😉 A Madrid de nuevo?? Mmmm, qué peligrooo…. jejeje Feliz Navidaaaad a ti también!! Muaass! 😉

  6. scry

    jajajaja
    yo este año tengo árbol porque mi madre ha insistido, que el año pasado no pusimos. A mí lo más ilusión me hace es ver toooodos los regalitos con distintos colores que están ahí, esperando a ser abiertos…
    ¡un besito y felices regalos!

  7. Scry, los regalitos es de lo mejor que ahí…yo este año me reservo para Reyes, creo… que ando medio estresada últimamenteeee! 😛

    Nora, Feliz Navidad wapísima!! La celebráis por ahí también?

  8. ERU

    Mili, sabes que los suecos dan, de media, un 40% del sueldo a hacienda??? es para pensarse lo de ser sueco eh???

    Por cierto, los gayumbos de H&M son la ostia, y yo tengo que ir comprando…

  9. De verdad, Eru? Un 40%? Y siguen teniendo una “calidad de vida” notoriamente superior que nosotros? …mmm…. vaya, eso es que los sueldos deben ser como Dios manda… Sabes que allí las embarazadas tienen una baja de maternidad de un año para poder disfrutar de su bebito? Cuando fui a Estocolmo, la mitad de las mujeres que veía por la calle estaban embarazadas… En fiin…. 😉

  10. ERU

    Jajajaja te estás planteando la maternidad Mili??? y con un sueco??? qué fuerte qué fuerte…

    Tienes razón con lo de los sueldos, si son lo suficientemente altos no te importa tanto lo que te quitan. Y si además con esos impuestos te dan gratuitamente cosas que aquí cuestan una pasta (vease material escolar) pues mejor.

    Pero vamos, para instalar esas medidas en este país, con la cantidad de alcaldes corruptos y gente que se pelea por ser el que más defrauda a Hacienda… imagínate lo que sería de nosotros…

  11. Maternidad yo, Eru?! Quita, quitaaa…y menos con un sueco! que para eso ya tengo un argentino divino (has visto como rima y todo? 😉 ) No, nosotros no llegaremos nunca al nivel de los nórdicos… y encima nos tenemos que conformar con gilip***eces del estilo: “pero ellos no tienen nuestro clima…” Dios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s