Archivo de la categoría: Películas

… limbo summertime (Ditis friki fan)

        Sin noticias, ni buenas ni malas, esto es como estar en el limbo. Entre tanto, yo voy haciendo, y presentándome a otras ofertas que distan demasiado de mis verdaderas expectativas profesionales, pero el limbo es lo que tiene, que se pierde la noción de las cosas; de cuánto tiempo llevas esperando, de lo que quieres, de lo que no, de lo que significa te llamaremos la semana que viene, y de lo que significa que, un mes después, sigan intentando decidirse entre cuatro candidatos.

       Tan afortunada soy, en ocasiones, que mañana tengo una segunda entrevista para un puesto cuyo producto y público objetivo están en las antípodas de mis ideales (estéticos). Así que iré mañana con la esperanza de encontrar algún indicador de que el puesto puede de alguna manera acercarse a mis otros ideales (económicos). Y sí, todo depende del cristal con que se miran las cosas…

         

        Acabo de descubrir que la Johansson canta. Bueno no, ya sabía lo del disco, pero acabo de descubrir literalmente cómo canta. Mejor que yo, está claro (que tampoco es muy difícil). Desde que perdí mi voz de cazalla sexy, mi incipiente, pero no por ello menos prometedora carrera artísticomusical, no ha vuelto a ser la misma.

        Siempre me resulta gracioso oír a Wap diciendo que no soporta a Scarlett cada vez que la ve, que no le parece nada guapa. Yo encantada. Aunque discrepe. Y Ditis más, que ayer se la encontró in person en Leicester Square estrenando su última peli junto a la Portman (que dice que ni se paró a saludar, ya lo sabía yo… so rancia) y se le abalanzó gritando: Scaaaarlett, I’m your biiiggest faaaaan…. I need youuuur autograaaph to keep ooon liviiiiinggg….!!

        Y claro, pobre mujer, a ver quién se va tranquila al estreno con ese cargo de conciencia. Anda que si llega a saber que Ditis sólo lo quería para chulearnos en su Fotolog…

¿Y cómo es? ¡¿Cómo es?! ¿Guapa? ¿Cómo en las fotos?

Sí, nena, sí… muy guapa… – sé que me lo dice con pena, porque le encantaría poder decirme que tiene la nariz chata, los dientes torcidos o incluso que es un pelín bizca, pero por lo visto no.

¿Y es bajita, verdad? En las pelis me lo parece…¿Es bajita? Sí…¿no?

Mmmm… Hombre pues…

¿Cómo nosotras? – pregunta trampa; si es como Ditis no es como yo, y si es como yo, no es como Ditis, pero así me siento menos sola en el mundo del 1,60m.

– Mmm… La verdad es que es más alta que nosotras…

– Oye, miénteme o algo, ¿no?

…grrrrr…!!

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo Amigos, Cine, Curioso, Life, Música, Películas, Personal, Reflexiones, Trabajo, Videos, Youtube

… cause I gotta have faith

Sigo esperando. Mantengo la fe. Escucho esta canción en la radio y me teletransporta, a otro tiempo y a otro lugar. Ditis, you know…

         Y, hablando de todo un poco, mañana es San Valentín. Y estos son mis bombones preferidos. Y los venden en el Opencor… He dicho.

14 comentarios

Archivado bajo Amigos, Cine, Life, Música, Películas, Personal, Reflexiones, Videos, Youtube

… Darjeeling pa’ arriba, Darjeeling pa’ abajo (tres horas menos de domingo)

Un sólo día de descanso (esto implica que no hay tienda, pero no que haya trabajo en casa) no es humano. Entre que preparaba cositas para el proyecto George&Ed, unos artículos para Marzo y, como dice Wap, boludeaba un poquito también, se me pasó el día volando. Nos hemos escapado al cine un ratito, porque tras tres semanas intentando ver a Viaje Darjeeling ya empezaban a quitarla de algunos cines y hemos tenido que ir a uno al lado de mi casa que según el Papa, había cerrado hacía tiempo.

        Pues cerrado no, pero casi. Con la única compañía de un señor desconocido en la otra punta de la sala hemos visto la última del novio delaPataky, del cual me gusta todo (profesionalmente hablando) menos la novia. Y hablando de gustar, en medio de la película y casi como un personaje más, descubro, como quien no quiere la cosa, mi nuevo musthave: las maletas de Marc Jacobs para Louis Vuitton que arrastran los personajes durante todo su viaje: Darjeeling pa’ arriba, Darjeeling pa’ abajo…

        I have to have them…

Cuando llego a casa hablo con Jani que se va a aprovechar su tarde libre como Dios y manda y pienso que qué suerte vivir en Brasil, donde aún me quedarían tres horas más de domingo…——-

* El otro día me di cuenta de que cuando entro en blogs desconocido siempre busco el Sobre Mí, para orientarme un poco sobre el autor… ayer cuando llegué a las 30.000 visitas (thanx!) descubrí que yo no tenía nada Sobre Mi(Li) y nada, ahora ya sí. Ahí está. Nada nuevo para los que me léeis habitualmente, he de confesar…

9 comentarios

Archivado bajo Amigos, Cine, Curioso, Life, Moda, Películas, Personal, Reflexiones

… más propósitos y deseos (de ésos que nunca se cumplen)

Para este 2008 me pidooooo…

… descubrir buena música y buenas películas. Y leer más y mejor. (Estáis más que invitados a contribuir activamente en esta categoría aportando toda aquella información sobre música, películas o libros que creáis que me podría ser útil)

… avanzar en mis precarios conocimientos de portugués e italiano y que mi vocabulario básico llegue más allá del propio de un niño de tres años, disléxico.

… que la distancia con Jani siga siendo simplemente física.

… ir, con regularidad, al gimnasio y deshacerme así, y para siempre, de el michelincito (the one and only) que me martiriza a la hora del bikini cada verano.

… 366 días más de Wap.

… seguir viajando y seguir peleándome con el miedo a los aviones. Este año pasado, con la tontería, acabé subiéndome en doce (¡y ninguno se cayó!), así que creo que estoy empezando a conseguirlo.

… reconciliarme con mi pelo: yo lo odio y él me odia. Él se riza cuando lo quiero liso y se alisa cuando lo quiero rizado. Yo me enfado y lo castigo a base de tijeretazos y tintes castaño oscuro para hacerme la inteligente: no more, este año vuelvo a ser rubia, la inteligencia no me ha valido para nada en el 2007.

… ser menos irritable. Deshacerme de mis días cruzados en los que soy capaz de morder sólo porque alguien suspire al lado mío.

… librarme de la abulia soporífera que me posee (bastante) de vez en cuando: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, y ésas cosas…

… seguir siendo capaz de recordar la voz de aquellos que ya no están, para oírlos al cerrar los ojos y poder notarlos un poquito más cerca.

… encontrar un trabajo de los de toda la vida: con horario, nómina, jefe tocape*****, lote de navidad… Lo normal, vamos.

… atreverme a hacer esas cosas que me apetecen pero que no hago porque me puede la vergüenza: pintarme los labios, llevar tacones según a dónde y para qué, usar y abusar de minifaldas…

… apreciar cada vez más las cosas pequeñas porque sé que, en el fondo, son grandes: café+charla en buena compañía, peli arropaditos en el sofá, un baile improvisado, confidencias quinceañeras, bombones sorpresa…

… no guardarme lo que pienso cuando sé que debería hablar; si me lo callo para mí solita se me pudre dentro y duele.

… hacer (más) vida social. Impedir que el trabajo en casa me absorba 24/7.

… seguir trabajando mi independencia emocional, por mi bien y el de los que rodean. Y la otra indepencia también, está decidido: éste ha de ser el año de la emancipación! (enough is enough)

       ¡¡Por lo demás, Feliz Año Nuevo para todos!!

17 comentarios

Archivado bajo Amigos, Cine, Curioso, Deportes, Estilismo, Familia, Life, Música, Meme, Películas, Personal, Reflexiones, Relatos, Trabajo, Viajes

…señales divinas (Vincent Gallo vs. Ali G)

Justo el día que decido volverme indie, me encuentro con Vincent Gallo (el colmo de lo indie; qué digo, el indie hecho hombre) en la puerta del gym y rápidamente lo interpreto como una señal divina de que, al fin, he elegido el buen camino.

Pero hoy, al volver, Ali G ha sustituido a Gallo en la sala de máquinas…y claro, una ya no sabe que pensar con esto de las señales divinas.

Con cadena (ydiosquécadena) de oro, y sin quitarse el gorrito de lana ni el paso de perdonavidas se puso delante del espejo a hacer pesitas, bueno pesazas, que mientras él corría el riesgo de que le petara la carótida, por la presión, ahí mismo, levantando 24 kgs con cada brazo (que son 48kg, que es lo que peso yo, Dios…) le veía mirarme de reojillo por el espejo las mancuernas (habráse visto semejante nombre…) de 2kgs que yo estaba levantando:

…y bueno, ¿qué quieres? Si yo no he venido a convertirme en un Madelman, que lo único que quiero es quemar el par de Ferrero Rocher que me he comido hoy…

15 comentarios

Archivado bajo Cine, Deportes, Life, Películas, Personal, Reflexiones, Relatos, Televisión, TV

…no más velitas de momento, please (free falling)

       Para empezar, las velitas funcionaron. Tanto, que el mismo día de la entrevista ya me estaban llamando para empezar al día siguiente. Y yo, que nunca me creo mi suerte, esta vez tampoco me puedo creer que me hayan dado un puesto de Responsable de Producciones de Moda (me remito al anuncio), ni que haya tenido la suerte de encontrar, tan rápido, algo relacionado con la moda, el estilismo y la comunicación, todo en uno.

       Esa misma noche ceno con George y unos amigos suyos que me prestan un Pantonario para poder elegir los colores de mi colección como Dios manda: después de cenar, a eso de las once de la noche en una cafetería, con retales, dibujos y colores desperdigados a nuestro alrededor. Pero nos recogemos pronto (que diría mi abuela): …porque mañana empiezo en mi nuevo puesto de Responsable de Prod…(blablabla) .- les informo.

Woow… ¡tiene buena pinta! ¿Y qué harás?

Exactamente no lo sé, pero algo de estilismo, algo de comunicación y esas cosas…

        Cuando me suena el despertador a las 7 al día siguiente me quiero morir, y es que he perdido un poco la costumbre. Hago uso del transporte público (yu-ju!) porque no me queda otra, y me compro una tarjetita de diez viajes como mujer previsora y trabajadora que ya soy. El trabajo dignifica, me repito a modo de mantra mientras me pelo de frío esperando el dichoso tren que no llega: patitiesa y muerta de sueña, pero digna al fin, o más.

        En la oficina llego de las primeras y hasta casi dos horas después no aparece la mayoría de la gente: esto es horario flexible y lo demás son tonterías, pienso.

Pueden llegar un poco más tarde porque ayer acabaron a las dos de la madrugada.- me informan.- Como no te puedes ir hasta que acabas…

       ¿Oí dos? ¿Oí madrugada? No, mi concepto de flexible queda lejos de esto.

        Durante mi proceso de formación me pego cual siamesa a una de mis nuevas compañeras para absorber, por ósmosis si es posible, en qué consiste exactamente mi tarea. Y lo resumiré en una sola palabra, porque sí, porque un puesto con un nombre tan largo, curiosamente, puede resumir todas sus tareas en una: Excel.

Aquí pones el código, aquí el nombre del producto, aquí color, talla, stock, precio con iva, sin iva, el descuento, el margen, las medidas, el peso… Sin faltas de ortografía, sin un sólo número mal, sin que se te olvide nada…

       Mi cara a cuadros me delata.

No te preocupes ¡eh! Que esto es facilísimo, en tres días te lo sabrás de memoria, es todo mecánico, lo puede hacer cualquiera, no necesitas haber estudiado nada de nada…

      ¿Y la moda? ¿Y el estilismo? ¿Y la comunicación? ¿Soy una desagradecida o una desgraciada?

Y ahora viene la parte donde escribimos…

        ¡Ya decía yo! Si me habían dicho que qué bueno que me gustara escribir, porque aquí lo haría todo el día…

Maleta semirígida. Perfecta como equipaje de mano. Cierre frontal con pestaña a presión… Y así, escribes todo lo que ves…

      ¿Y la moda? ¿Y el estilismo? ¿Y la comunicación? Empiezo a decantarme hacia desgraciada…

        En el tren de vuelta a casa, lo medito todo en silencio. Visualizo mentalmente el anuncio que yo vi, y trato de encontrar la correspondencia con el trabajo en cuestión. Cabe decir que no la encuentro. Pienso, desespero, racionalizo y lloro cuando veo que no puedo; racionalizarlo, quiero decir. Apenas duermo, y cuando suena el despertador a las 7 de nuevo, curiosamente, ya no me siento tan digna como el día anterior.

        Llego de nuevo a la oficina la primera, enciendo el ordenador, abro el Excel y contemplo desesperanzada las hojas con los miles de datos que se supone debo teclear, sin el más mínimo error, so pena de muerte. Dos horas después llega el resto.

Es que ayer acabamos a las once de la noche…

       Para cuando mi contrato está listo, tengo las cosas bastante claras, y pido que, ya puestos, le adjunten una cartita de renuncia voluntaria, porque no me pienso quedar. Firmo ambas cosas a la vez y me voy de allí mucho más ligera de lo que había llegado. En el tren de camino a casa le echo un vistazo al contrato y reparo en que mi categoría profesional en cuestión era Auxiliar Administrativa y me pregunto qué fue de aquel Responsable de Producciones de Moda que tan bien sonaba.

       Para eso igual me podría haber quedado con cualquier otra de las, siempre brillantes y múltiples opciones, que se me presentaron antes…

13 comentarios

Archivado bajo Cine, Curioso, Life, Música, Películas, Personal, Reflexiones, Relatos, Televisión, Trabajo, TV, Videos, Youtube

…de vuelta, de libros y de Carine

Llevo dos meses repitiendo que acabo dentro de dos semanas y, de verdad, que cada vez que lo digo yo me lo creo, en serio… pero luego pasa que me vuelven a retrasar la fecha, el trabajo vuelve a aumentar y encima se le van sumando más cositas por el camino que no ayudan, para nada, a acelerar el proceso. Pero esta vez, de verdad, que acabo en dos semanas…

Pocas novedades y, por consiguiente, poco que contar. Encerrada diseñando, y cuando no, escribiendo, y cuando no, catatónica porque no doy para más. Necesito salir, respirar aire fresco (bien fresco últimamente, según me cuentan los dichosos que salen de casa), necesito hacer vida social y hablar con alguien que no sea yo (sí, hablo conmigo misma, y mis dos yo(s) se llevan genial). Mando currículums, sin recato ni decoro, a empresas en las que realmente no quiero trabajar, pero para cuando acabe el proyecto (dos semanas, de verdad) necesitaré un trabajo de esos normales, de los de toda la vida.

En estos días desaparecida (y muy afligida por ello) del mundo blogueril (palabra horrenda donde las haya) sólo diré que experimenté mi momento más místico cuando, corriendo a una reunión con George, tras pelearme con mi pelo (sí, ya he aceptado que corté ¿10cms? en plena crisis sin fundamento) me di cuenta de que mi nuevo corte me daba un aire Carine Roitfeld* de lo más molón.

Vale: el corte no es el mismo, ni el color, ni ella y yo nos parecemos y, probablemente nadie más habría notado ese parecido, pero yo, durante unas décimas de segundo, lo vi. También diré que no lo he vuelto a ver. Sobretodo desde que Wap me gritara ayer: ¡Pero quítate esa ralla del medioooo!

(pienso) – ¿Le cuento lo de Carine Roitfeld?

(balbuceo) – Pero…pero…

Dice: – Parece que lleves un libro abierto en la cabeza…

Y es que a Wap los libros no le vuelven loco, mira que el sábado vimos Farenheit 451 y ni se inmutó. Yo me dormí, pero él ni se inmutó.

        * Editora del Vogue francés. Es como la del Diablo viste de Prada, pero en Francia y, sí, mola mucho más. Porque ésta sonríe.

20 comentarios

Archivado bajo Amigos, Cine, Life, Moda, Películas, Personal, Reflexiones